Lograr abaratar el importe de las facturas de los suministros no es fácil pero lo cierto es que si se siguen una serie de recomendaciones se puede lograr. A continuación te acercamos algunos consejos para lograr abaratar el coste del agua, la luz y el gas. Toma nota y verás como al final del mes te queda algo más de dinero gracias a estas recomendaciones.

Cómo ahorrar en la factura del agua

A diferencia de lo que ocurre en los suministros de la luz y el gas, el agua no se encuentra regulada por un mercado de libre competencia. Por ello, ahorrar en agua no pasa por comparar posibles tarifas, sino que la clave radica en lograr reducir el consumo de la misma.

En este sentido, para lograr gastar menos agua, es importante tener en cuenta una serie de recomendaciones. Por un lado tienes que tener presente y ser consciente que hay que evitar bañarse y apostar por la ducha.

Cuando se efectúan acciones de higiene diaria como lavarse los dientes, enjabonarse o afeitarse se debe cerrar el grifo.

Por otro lado, si todavía no la tienes será el momento de instalar una cisterna con doble pulsador y coloca dos botellas de agua de 0,5 llenas en el interior de la cisterna. Con esto lo que conseguirás será reducir el consumo de agua en cada descarga.

Hay que cuidar cada gesto. Algo tan sencillo como colocar una papelera en el baño hará que no uses descargas de agua en el inodoro a modo de papelera.

En el caso de que surjan fugas de agua, ya sea en grifos o cisternas arréglalas lo antes posible.

También te puede ayudar a reducir el consumo de agua gestos tan sencillos como colocar un filtro aireador en grifos y duchas porque esto te permitirá reducir un 50% el consumo.

Cuando tengas que poner la lavadora y el lavavajillas espera a que estén llenos y elige siempre el programa más eficiente.

Cómo ahorrar en electricidad

La electricidad supone un verdadero quebradero de cabeza para muchas familias. Lograr ahorrar en la factura de la luz es todo un reto pero con estos consejos notarás un cierto alivio.

Revisa la potencia

Parte del importe de la factura de la luz viene determinada por la potencia que tienes contratada, de ahí la importancia de revisarla. Ten presente que por cada 1,15 Kw de potencia contratada de más son unos 50 euros al año. La potencia que necesitas dependerá del tamaño de tu casa y de los aparatos que suelas encender a la vez. En cualquier caso, si llamas a tu compañía eléctrica te harán un test para determinar cuál puede ser la potencia suficiente para tu vivienda. Revisa este aspecto porque quizá tienes una potencia mayor de la que necesitas y puedes conseguir bajar la factura con esto.

Ojo con los aparatos en stand by

Normalmente no apagamos del todo los aparatos que están en stand by y esto sale más caro de lo que piensas. Al final son bastantes las piezas que están así: televisor, ordenador, equipos de música, etc, puede suponer el ahorro de un 10% de lo que se consume, lo que puede ser un ahorro de cerca de 55 euros al año.

Tarifa regulada

Aunque las eléctricas van ofreciendo tarifas atractivas para robar clientes a la competencia lo cierto es que la opción más barata es la de la tarifa regulada. Así pues optar por el PVPC puede suponer un ahorro de 45 euros al año para un usuario medio.

Cuidado con el gasto en calefacción y aire acondicionado

Es importante que ajustes bien los grados que tienes en casa, tanto en verano como en invierno. En invierno mantener la vivienda con una temperatura que oscile entre 19ºC y 21ºC es más que razonable. Piensa que por cada grado que sumes estarás produciendo un incremento del 7% en el consumo y esto quedará reflejado en tu tarifa.

Esto también pasa en verano con el aire acondicionado. Mantener la vivienda entre 23-24 ºC es más que razonable y lo que baja de estas cifras supone un consumo bastante mayor, por lo que debes tenerlo en cuenta.

Usa los programas adecuados

Los electrodomésticos suelen contar con diferentes programas y no todos consumen lo mismo. Por ejemplo, en el caso de las lavadoras si optas por programas que laven con temperaturas de entre 40ºC y 60ºC supondrá un ahorro del 40% de la luz. En el caso de los lavavajillas la mejor opción será apostar por el programa eco que suele lavar a unos 50ºC.

Cómo ahorrar en gas

Ahorrar en gas, como ocurre con la luz y el agua, también es posible si sigues estas recomendaciones.

Elige la tarifa adecuada

Como ocurre con la electricidad, en gas también podrás optar por el mercado regulado. Apostar por el llamado TUR hará que puedas ahorrar cerca de 50 euros al año. Bajo esta opción encontrarás las tarifas más atractivas en este sentido.

Cuidado con la temperatura

Si calientas tu casa mediante calefacción central tendrás que tener también cuidado con los grados que pones en tu casa. Como hemos dicho para mantener una casa con una temperatura agradable bastará con dejarla entre 19 y 21ºC.

Como ves, es más fácil de lo que piensas bajar algo las facturas de tus suministros pero requiere tomar conciencia de ello y seguir una serie de recomendaciones. Desde revisar las tarifas que tienes, al consumo que haces y el modo de usar los electrodomésticos, etc.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here